Proyecto DOGO español

image2

En el pasado año 2015, se celebró el 1er SYMPOSIUM de razas de PRESA españolas, al que tuvimos el honor de asistir como ponentes de la raza ALANO ESPAÑOL, en calidad de representante del CLUB DEL ALANO ESPAÑOL. El marco tuvo lugar dentro de la Exposición internacional de Murcia que celebraba la Real Sociaedad Canina Esapñola, en el recinto de Exposiciones de MURCIA, nos reunimos las siguientes razas:

– DOGO CANARIO
– CA DE BOU MALLORQUIN
– ALANO ESPAÑOL
– VILLANO DE LAS ENCARTACIONES (Grupo étnico)
– DOGO ESPAÑOL (Proyecto racial)

Las jornadas supusieron una experiencia impagable para cualquier aficionado a los perros, y concretamente, para los amantes de los perros de presa y las razas españolas, se convirtió en una forma de inmersión excepcional en la historia, naturaleza, presente y futuro de cada una de ellas. Cada raza de las reunidas se encuentra en un punto muy diferente, tanto desde el punto de vista de su madurez, como entre unas y otras, y aunque el rumbo que cada una tiene fijado en su orizonte no es coincidente, sin embargo compartimos lo sufiente como para mantener esta voluntad de unión dentro del panorama cinófilo internacional.
cartelV2
Queremos destacar, como titulamos este artículo, la presentación del Proyecto DOGO ESPAÑOL por lo que nos toca de manera cierta a nuestra raza y a nuestra línea de cría. El Proyecto lo representan con gran solvencia Fran Rincón y Javier Parra, ambos criadores con solera en el alano español con los afijos de “Los Tercios” y “Los Tarantos”, y promotores del CLUB NACIONAL DEL DOGO ESPAÑOL (CNDE). Parten del fundamento que nos brinda la historia de nuestros perros de presa, en la que el concepto de “PERRO ALANO”, agrupaba una variabilidad morfológica y temperamental más allá de lo que un concepto de RAZA limita. Desde este planteamiento, los criadores de alano veníamos comprobando desde hace muchos años, que las genéticas de línea antigua, sacaban a la luz, en nuestras camadas, un tipo de perro que excedía el formato reconocido en el tipo de lebrel de presa o alano corredor, a pesar de tener la certeza de no haber abierto líneas que pudieran traer esos tipos de otras razas modernas. Llamamos “Línea antigua” a las genéticas que aún no están separadas de los ejemplares pilares de la recuperación de la década de los 80 por más de 7 u 8 generaciones, o aún superándolas no incluyen perros modernos de otras líneas, o bien no hacen consanguinidad sobre ellas. Este hecho, no ocurre en los criadores más modernos, que hayan partido de un stock reciente separado de Navarro, Txakur, Limón o Pantera por una cantidad tan extensa de generaciones que hace menos probable esta particularidad, por tenerlas menos frescas: si bien ganan en homogeneidad, pierden en atavismo y conexión con los valores antiguos. Esta facilidad para conectar con las genéticas antiguas, puede despertar suspicacia en los profanos en materia de alano, pero es un hecho, que siempre han existido tipologías y variabilidades muy amplias, como puede comprobarse en cientos de referencias históricas. Tal es así, que en todo momento de la historia, diversos autores han llegando incluso a dar nombres distintos a las distintas tipologías, para no confundir o mezclar los conceptos. Desde hace 7 siglos el propio Rey Alfonso XI “el Justiciero” ya percibe la diferencia entre alanos tipo lebrel de presa y perros cargados o ganaderos. Por nuestra parte, no nos hemos cansado de repetir desde hace más de 20 años, que en la historia reciente de nuestro alano, hicimos lo más difícil: recuperar al perro y perder sus nombres, encontrar los tipos y llamarlos como uno solo, mantener la variabilidad de morfologías y no relacionarlas con su sinonimia que permita una clasificación consecuente, y todo ello, con su completo contenido funcional histórico de perro de trabajo. Entre los expertos caninos más recientes, el propio RAFEL SARAZÁ, en su obra de 1963 “Canicultura”, expone las diferencias entre Alano Español y Dogo Español, como un tipo de perro español con ostensibles diferencias morfológicas con el estandar que ya hoy expresa la RSCE dentro de la horquilla de peso y altura actual: 58-63 cms / 30-40 kgrs.
rafael sarazá
Por el momento no podemos más que aplaudir públicamente esta iniciativa que recupera con todo derecho otro tesoro del patrimonio canino español, que actualiza una realidad biológica y que salvará del anonimato o incluso la extinción, ejemplares de un enorme valor cinológico. Desde nuestro criadero apoyamos con gran entusiasmo al CNDE y muy pronto esperamos aportar la primera camada de nuestra sangre dentro de las premisas definidas por el Club, y que como es seña de identidad, hará gala de un temperamento equilibrado y funcional que no quedará en una mera aportación morfológica, sino que se soportará con el espíritu guerrrero de las castas antiguas patrias.

PUMA

PUMA